Ebbaba Hameida denuncia el olvido internacional de la causa saharaui

Sin el deseo de dictar una lección histórica, pero sí con el propósito de denunciar el olvido de su pueblo en los foros públicos, la periodista saharaui Ebbaba Hameida participó en el curso Sociedades y culturas africanas hoy.

La causa saharaui está sufriendo, según Hameida, un bloqueo informativo que le impide tener  mayor visibilidad en los miedos de comunicación y en la memoria histórica española. Precisamente, ella decidió estudiar Periodismo para poder invertir esta realidad y poder concurrir a debates como el del curso dirigido por la musicóloga Isabela de Aranzadi: “Yo pertenezco a los saharauis de la diáspora, quienes, muchos con nacionalidad española,  alzamos la voz a favor de nuestro pueblo”.

Los saharauis, “los hijos de la nubes”,  que no están fuera de su lugar de origen se reparten entre los territorios ocupados por Marruecos, las zonas liberadas por el Frente Polisario y los campamentos refugiados en Argelia.

“Marruecos sigue marroquinizando este terreno después de haber dejado importantes secuelas –incluso se puede hablar de un genocidio en el pasado-“, manifestó. Hameida, ataviada con un colorido melfa, una prenda tradicional saharaui, denunció que Marruecos siga destinando, según ella, el 3 % de su PIB a un gran muro “de la vergüenza”.

Aunque reconoció la solidaridad del pueblo español y de la mayoría de los países africanos, Ebbaba Hameida instó a los políticos españoles, la comunidad internacional y la ONU a ir “más allá de la limosna” y cumplir sus responsabilidades con los saharauis.

Asimismo, la periodista, que recordó el “coraje” de las mujeres de su pueblo, relacionó las riquezas naturales del Sahara con la situación de los campos de refugiados, donde, desde hace más de 40 años, el pueblo saharaui, “en muy duras condiciones meteorológicas, sigue alimentando su esperanza”.

El cineasta defendió a Grecia afirmando que “no se puede humillar a un pueblo de esa manera”

José Luis Cuerda nunca esquiva la polémica. El director, guionista y productor sigue activo en el análisis de la actualidad, bien sea hablando de política, cine o lo que se le ponga por delante. El director albaceteño se mostró crítico con las políticas globales, afirmando que “es obligatorio moralmente, políticamente y económicamente ser antisistema”. Amparándose en las desigualdades, Cuerda calificó al sistema de “mierda” y “genocida”, asegurando que “se han creado unas estructuras para que los pobres sean más pobres y dependientes de los ricos”. Asimismo, calificó la llegada de Colau y Carmena como “un alivio” y reconoció su satisfacción al ver que “la derecha se ha cagado, algo que se ve porque se han vuelto desesperados mintiendo”.

Respecto a Grecia, Cuerda atacó las políticas comunitarias afirmando que “los mismos que falsificaron las cuentas para entrar en la Unión Europea son los que ahora están pidiendo que se cumplan las responsabilidades”. Además, el director de La lengua de las mariposas, quiso destacar la deuda que toda la cultura occidental guarda con el pueblo heleno: “Les debemos la manera buena de pensar. Les debemos la democracia. No se puede humillar a un pueblo de esa manera.”

Debido a su extensa trayectoria, en diversos cargos y siempre tras la cámara, el cineasta valoró positivamente la situación del cine autóctono. “Al cine español lo veo muy bien”, explicó Cuerda, “la escuela andaluza y la catalana tienen una salud estupenda”. El cineasta, que participó en el curso La transición a través de la cultura y las artes, hizo un alegato en favor de las nuevas generaciones: “No es una cuestión de recursos, sino de talento. Con talento y pocos medios se han hecho películas excelentes, mientras que con muchos medios y poco talento se hacen unas tonterías enormes y muy vistosas, pero que no valen para nada.”