Givenchy llega al museo Thyseen - Givenchy llega al museo Thyseen -

Givenchy llega al museo Thyseen


El museo Thyseen-Bornemisza abrió sus puertas el pasado 22 de octubre con una selección de las creaciones más destacadas del diseñador francés Hubert de Givenchy. La exposición contó con el apoyo y la colaboración de la Maison de Givenchy, de coleccionistas privados, de instituciones dedicadas a la moda   y al propio modisto y, como no, a Philippe Venet.


La muestra recorre su trayectoria con alrededor de cien de sus modelos desde los años 50 hasta los 90. Hubert de Givenchy es considerado una leyenda de la historia de la moda que define el concepto de elegancia en la segunda mitad del siglo XX. Él mismo afirma que su vocación puede estar influenciada por su abuelo materno, coleccionista de telas preciosas, trajes y otras antigüedades.


Givenchy nació en 1927 en Beauvais. Comenzó su recorrido trabajando con Jacques Fath, pero un año más tarde decidió continuar con Robert Piguet. Durante este tiempo conoció a Christian Dior, pero parece que las condiciones de este no convencieron al diseñador. De una manera u otra, Givenchy llegó a trabajar de la mano de la Sra. Schiaparelli. Este hecho fue el que le impulsó a crear su propia línea, y lo que le llevó a crear la Maison de Givenchy en 1952.


Su firma cobró prestigió gracias a figuras como Jacqueline Kennedy, la duquesa de Windsor, y, como no, a Audrey Hepburn, quizá su musa más popular. La actriz lució sus diseños en películas como “Sabrina”, de Billy Wilder, “Una cara con ángel”, de Stanley Donen, o “Desayuno con diamantes”, de Blake Edwards.


Para completar su firma, Givenchy reucurrió a su hermano, Jean-Claude, que le ayudó creando perfumes que acompañaban a sus diseños.


A lo largo de los años, Givenchy ha sido capaz de representar la moda de vanguardia, y de ejercer una notable influencia en la sociedad contemporánea, al vestir a algunas de las principales personalidades del mundo del cine, la política y la cultura.


La exposición recorre su obra desde sus primeras creaciones, como la mítica la blusa Bettina, hasta diseños de los años 80 para figuras icónicas como Grace Kelly. Las piezas están ordenadas según una temática dedicada a los intereses e inspiraciones del diseñador. Se pueden apreciar vestidos de shantung, crepé, organdí, seda, así como, cuajados de perlas, plumas, cristal de roca, etc. La exposición está acompañada por una serie de pinturas de Robert y Sonia Delaunay, Theo van Doesburg, Joan Miró y Max Ernst, entre otros, que muestran la influencia del arte en sus diseños. Una relación que potencia el diálogo entre las obras de la colección del museo Thyssen y los diseños de Givenchy.